04/09/2017

Formación Inicial

¿QUÉ BUSCAMOS CON LA FORMACIÓN INICIAL?

Acompañar el proceso vocacional de la joven, ayudándole a ser ella misma artífice de su formación, desde una experiencia de fe fundada en el seguimiento de Jesucristo, menor y siervo.

La formación, como hermanas franciscanas de la Inmaculada, queremos que sea procesual y en libertad; integral e integradora; para la vida religiosa actual, desde el carisma congregacional; en fraternidad y para vivir la fraternidad universal; desde, en y para la misión de hacer el bien; abierta al proyecto de Dios para cada una, a la escucha de la Palabra como María.

Son aspectos importantes de la formación la implicación en la realidad social; la sensibilidad ante la misión; las relaciones fraternas; el trabajo; el estudio; el discernimiento personal; la oración; el acompañamiento personal y comunitario en lo que es experiencia de fe, experiencia de misión en medio del mundo y con los pobres y la experiencia de vida fraterna, diversa y una.

La formación Inicial tiene tres etapas específicas y diferenciadas: Postulantado; Noviciado y Juniorado. Antes de iniciar ´la formación Inicial propiamente dicha, se tiene la experiencia del aspirantado con el acompañamiento de la comunidad más cercana al lugar donde vive la joven.